Sangre Dividida

el

La Otra Mujer del Rey (2008)

    El tiempo de antes era muy diferente al de ahora. Las familias estaban regidas por normas muy rígidas que eran imposibles de romper. Aun cuando en la mayoría de los casos, los padres continúan como los reyes de sus casas, en siglos anteriores eran las máximas autoridades de su hogar. Todo lo que mandaban a hacer se convertía en ley y los demás (esposa, hijos y demás) debían obedecerlo. Eso sucedió en Inglaterra por muchos años, pero en el siglo XVI, en medio de la lucha por el poder entre los creyentes en la Iglesia Católica y las personas que creían en la reforma protestante, un hombre llamado Enrique VII asumió el control de Inglaterra.

          Este hombre llegó al poder para quedarse. Se casó con Catalina de Aragón quien no pudo darle un hijo varón completamente sano. Una de las más grandes preocupaciones de Enrique VIII era no poder dejar un heredero de su mismo sexo al trono. Es por ello que intentó en varias ocasiones relacionarse con distintas mujeres (estando casado) para que de ese modo alguna pudiera darle el descendiente que esperaba. Entre las mujeres que más llamaron la atención del rey en aquella época fueron las hermanas Ana y María Bolena y con las que tuvo un intenso romance.

         En la película de 2008 “The Other Boleyn Girl”, basada en el libro “La Otra Bolena” de Phillipa Gregory, Ana, (Natalie Portman) y María (Scarlet Johanson) luchan por el amor del rey Enrique VIII (Erick Bana).  Ana es  sociable, ambiciosa e interesada, mientras que María es tímida, obediente y prudente. Sus lazos de sangre no impidieron que cada una, a su manera, llegara al corazón y a la habitación del rey con la intención de darle el anhelado hijo varón. Ana primero fue su amante y luego su esposa. María fue aparentemente solo una distracción momentánea. Sin embargo, ¿qué hubiese pasado si Enrique hubiese elegido a María para convertirla en su esposa? No solo el amor hubiese estado presente, sino también diversos asuntos políticos en los que por obvias razones estaba inmiscuido el rey.

          Tal vez en otra época, si Enrique estuviese realmente enamorado de María la hubiese hecho su esposa.  Ana hubiese muerto de celos y no decapitada,  porque para los ojos de todos, su hermana era la preferida del primer mandatario de Inglaterra. Una mujer, que ante el punto de vista de la película se sintió atraída por Enrique, le guardo fidelidad a pesar de todo lo que significaba ser la “otra” y que seguramente hubiese sido muy feliz a su lado.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. misssocky dice:

    Yo veo la serie de Los Tudor y me encanta!.La serie de los Tudor narra la historia de Enrique VIII y sale Ana Bolena y su hermana (obviamente).Es una historia muy interesante ^^!.No sabía que había esta peli , cuando tenga tiempo la descargaré para verla :D!Espero que no me decepcione ^^!

    PD:Me gusta tu blog , sigue así :D!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s