El acto que se hizo realidad

            “Esto, de verdad, está pero de muerte lenta” dijo Jacobo. “Muy gracioso Jacobo, siempre con tu sarcasmo insoportable, si no querías venir a la obra teatral pues te hubieras quedado en casa, eso sí, sin televisión por un mes” le respondió su madre. “Excelente”, respondió Jacobo con voz de aburrimiento. Jacobo era la maldad…