Una palabra que me persigue

el

         Amor… Sí, la gente se la pasa hablando de eso como si fuese lo único que importara en este mundo. Las parejitas pasean tomadas de la mano en los centros comerciales y de repente se dan un besito. Las miro y pienso: ¿Será que no tienen nada útil que hacer? ¿No estudian, no trabajan? Ve tú a saber. Al llegar a mi casa me quedé pensativo y busqué en internet el significado de esa famosa palabra y encontré varias respuestas a mi pregunta que iban desde sentimiento profundo hacia otra persona, animal o cosa hasta sexo.

         Pues bien, al rato me acosté a dormir, pero lo que hice fue dar vueltas en mi cama. No me podía quitar de la mente el tema. Hasta tuve pesadillas con el bendito “amor”. Soñé que un corazón gigante me hablaba y me decía que iba a llegar a mí y yo me hacía cada vez más pequeño. Una canción me despertó, una que decía “Amor, Amor, Amor”. Creo que me la aprendí de tanto escucharla esa mañana por culpa de unos vecinos que se la pasan con el equipo de sonido a todo volumen. Ya me dolía la cabeza de tanto tararearla, pero lo peor fue que en la calle me encontré a una compañera de clases que tenía tiempo sin ver y salió con la pregunta del millón (que lamentablemente no gané): ¿Cómo está el amor? Le respondí sin ningún problema que esas cosas no me interesaban. Con una gran sonrisa me dijo: “Cuando menos te lo esperes una persona va a hacer clic contigo y te va a llegar al corazón”.

       No le paré mucho a sus palabras, pero si recordé que desde que conocí la computadora he hecho varios clics. Sin embargo el dichoso clic que supuestamente formatearía mi disco duro aún no ha llegado. Curiosamente de nueva cuenta no pude dormir las siguientes noches, así que supuse que aunque lo niegue yo también tengo derecho a querer y a dejarme querer. ¿Cuál es el problema? ¿Que a lo mejor la relación no va a durar toda la vida? Es precisamente esta tierra real la que me ha enseñado que hay que querer lo más que se pueda, sonreír sin importar que los dientes no parezcan una piedra preciosa que brille en la oscuridad, abrazar a quien se sienta triste y celebrar a quien haya logrado un triunfo, besar a la persona que sin darte cuenta se convierte en tu otra mitad y amar a tus semejantes como son porque en cualquier momento su pantalla se apaga y no se vuelve a encender.Imagen

También lo puedes leer aquí http://www.concursocartasdeamor.com/no-clasificadas/2013/una-palabra-que-me-persigue/#.US_JoR-FGI0.twitter

 

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s