Conectados al corazón


carro

Esta es la historia de Pedro y Natalia.

         CARLOS (24) es un vagabundo que no sabe qué hacer con su vida. Una mañana su celular queda sin batería justo cuando su novia le iba a avisar lo que debía comprar para su hijo recién nacido en la farmacia. En la acera de enfrente está PEDRO (22), un humilde muchacho que se dirige a su trabajo como vendedor en un puesto de frutas. Al verlo, Carlos se pone una capucha para robarle el teléfono.Sin embargo, un carro último modelo se detiene frente al semáforo que está en rojo. Dentro del automóvil se encuentra NATALIA (21), una despistada, pero impresionante joven rubia, quien está perdida ya que no conoce la zona donde anda. Pedro queda deslumbrado ante la belleza de Natalia aunque la nota preocupada. Natalia mira a Pedro y molesta le exige que le diga en qué parte de la ciudad se encuentra. Pedro le responde con simpatía para que sonría. El chico logra su objetivo: a Natalia le cambia el semblante para bien, además de que lo encuentra atractivo aunque vista humilde. A partir de ese momento se produce el flechazo entre Natalia y Pedro. Ninguno podrá vivir sin el otro….

        Pedro aprovecha para preguntarle a Natalia su nombre antes de irse. Ella escribe en un post it su cuenta personal de Twitter y se baja del automóvil para entregarle la hoja. De esta manera lo reta a averiguar quién es ella en realidad. Al salir de su carro, en un descuido, Natalia deja la puerta abierta. Carlos se mete en el auto y revisa qué puede robar. Ahí encuentra el celular de la chica y lo toma junto con el dinero que saca de su cartera. Natalia regresa al carro y se va. Pedro saca de uno de sus bolsillos su celular y se da cuenta de que no puede revisar la red social porque tiene un teléfono básico. Él guarda el móvil y en su hora libre se va a un cyber. Con los pocos centavos que carga, Pedro paga 15 minutos de internet y unas galletas de chocolate, su almuerzo del día. Frente a la pc ingresa a un buscador en el que escribe el nombre de usuario de Natalia en Twitter para conocer más de la mujer más bella que ha visto en su vida.

         Previamente, al notar que Natalia se acercaba al carro, Carlos se escondió en la parte trasera. La muchacha enciende su auto y de inmediato siente una presencia en el lugar. Natalia se asusta y al escuchar el timbre de su celular pega un grito.Es el sonido que le indica que una nueva mención en Twitter le ha llegado. Ella busca su teléfono inteligente y no lo consigue. Carlos continúa escondido y teme que Natalia lo descubra. Preocupada, la chica revisa la parte de atrás de su automóvil y se impresiona al ver a un hombre metido ahí. Nerviosa, Natalia le pide a Carlos, sin conocerlo, que se lleve lo que quiera, pero que no le haga daño. Antes de irse, el ladrón le devuelve el aparato y le advierte que debe cuidarse de Pedro, el muchacho que acaba de conocer en la calle porque solo busca engañar a las mujeres con chistes y frases bonitas para sacarles mucho dinero. Carlos le roba un beso y se va. Asqueada y confundida por el asalto, Natalia le responde a Pedro la mención que le hizo en Twitter al decirle que un amigo suyo le robó. Pedro corre hasta la calle donde está Natalia y la abraza muy fuerte mientras ella llora desconsolada por el susto. Natalia pide perdón a Pedro si lo trató mal en algún momento. Él accede a la petición y la mira profundamente a los ojos como si quisiera protegerla. Las palabras sobran y ambos están a punto de darse un beso.

      Al mirarlos juntos, Carlos ordena a Pedro que suelte a Natalia. Pedro se aleja con tranquilidad de la muchacha y empuja al que creía su “amigo”. Carlos se defiende y golpea a Pedro que cae al suelo casi desmayado. Carlos toma a Natalia por la cintura y la amenaza con aprovecharse de ella si no se queda quieta. Con mucha paciencia y decisión, Natalia suaviza el carácter de Carlos al preguntarle por qué es tan agresivo. Con rabia, él confiesa que desde su nacimiento nadie le ha dado cariño verdadero aunque tenga novia y un hijo. Natalia le aconseja quererse a sí mismo para que su familia lo pueda apreciar. Ella insiste en que Pedro es una buena persona y debe seguir su ejemplo. Carlos suelta a Natalia y le devuelve el dinero que le robó cuando estaba escondido en el carro. Pedro se levanta del suelo y busca a Natalia. Carlos pide perdón a Pedro y a Natalia por las molestias causadas y les promete que va a estudiar y a cambiar su actitud para bien. Él se va. Natalia enseña a Pedro a manejar Twitter y se besan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s