Aprendí de ti


Sebastián es un hombre que lo tiene todo en la vida: lujos, dinero y mujeres. Su actitud positiva y motivación para el trabajo lo ha convertido en un empresario de éxito para los negocios. Además de abogado se prepara para inaugurar su propio gimnasio, un sueño que ha tenido desde su adolescencia. Un año antes, Sebastián conoce por accidente a Marisa: mientras iba en su carro con un amigo y unos tragos de más se le atraviesa una hermosa chica de cabello negro, ojos grandes y un cuerpo de modelo, (sin serlo, gracias a la genética heredada por su madre) con varios materiales de oficina que tuvo que cargar, ya que no tenía carro para llevarlos luego de un evento.  Sebastián casi la atropella y aún así sus miradas se cruzaron de manera inexplicable. En su estado alcohólico, él pide perdón a Marisa y le ofrece llevarla a donde quiera, ella acepta con la condición de manejar para evitar otro accidente, y así va más segura a su casa.

El sueño profesional de Sebastián está por realizarse con la ayuda de su hermano menor, Manuel, administrador, quien desde Estados Unidos le da ideas novedosas para los proyectos que tienen en conjunto. Manuel llega a Caracas el día en que se inaugura el gimnasio, sin embargo se aparece con una sorpresa que nadie espera. Manuel se compromete con Marisa, una joven venezolana que ha vivido unos meses en Miami debido a un postgrado de publicidad. En plena celebración la presenta como su novia ante su familia, amigos y compañeros de trabajo. Sebastián queda impactado al ver a Marisa, ya que está casi seguro de que la conoce de alguna parte. Mientras lo recuerda se inventa un plan para seducirla y convertirla en una más de sus mujeres, de esa larga colección que guarda en su corazón. Inexplicablemente Marisa se siente atraída por su futuro cuñado, se acuerda muy bien de Sebastián desde aquel accidente que casi la hace perder la vida, por lo que duda entre dejarse llevar por sus sentimientos y continuar su compromiso con Manuel, quien ya sospecha una posible infidelidad por parte de su novia y contrata a un investigador privado para que la siga en cada uno de sus pasos.

Sebastián continúa con su plan: hace una apuesta con Esteban, su mejor amigo, para ver cuán rápido la hace suya. Marisa y Sebastián comparten momentos de diversión a escondidas de Manuel pero a la vista de Gerardo el investigador, sin saberlo. Sebastián y Marisa saben que lo que hacen está mal, pero no pueden detenerse. En su juego, Sebastián le roba un beso y se dejan llevar por la pasión al pasar una noche juntos, una noche inolvidable de caricias, abrazos y más que los une por completo.  Avergonzada, Marisa pide a Sebastián no volverse a ver nunca más, sin embargo, ya ambos están enamorados. Gerardo lleva las pruebas de la infidelidad a su jefe Manuel y ya nada vuelve a ser igual. A modo de venganza, Manuel prepara un secuestro en el que involucra a su hermano y a su prometida, a quien llama “prostituta”. En un cuarto, encierran a la pareja y le muestran un video de sus salidas secretas. El secuestrador amenaza con hacerlo público y dañar su reputación si no le pagan una fuerte suma de dinero con la condición de que Sebastián se aleje de Marisa. Por amor, Sebastián no vuelve a verla, pero su corazón ya está destrozado: por primera vez en su vida había conocido el amor puro y sincero. Por ese sentimiento, Sebastián le confiesa a Marisa que el enamoramiento fue parte de un juego, de una apuesta multimillonaria que hizo con un amigo para reafirmar quién es. Destrozada, Marisa se aleja de Sebastián y le confiesa a Manuel que le fue infiel. Manuel la obliga a casarse con él, ya que amenaza con matar a su madre, porque a partir de ahora ella le pertenece.

Marisa acepta casarse con Manuel para evitar una tragedia y le hace creer a Sebastián que es feliz y ama a su esposo. Es una venganza por haberla tratado como una apuesta, en la que ahora Marisa toma el control de las vidas de su nueva familia para darles una lección que no olvidarán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s