El sabor de “La Colombiana” que endulza al chileno


lc
Escena del primer capítulo entre sus protagonistas

          Llegar a una tierra nueva, desconocida, con el deseo de progresar y dejar atrás las experiencias pasadas es la situación que viven muchas personas cuando deciden emigrar de su país. Un ejemplo de constancia, fortaleza y amor por la vida es el que observo a través de Ángela (Elizabeth Minotta) protagonista de “La Colombiana”, en la recién estrenada teleserie vespertina  de TVN. Una historia escrita por Jaime Morales, Jimena Oto, Sandra Arriagada e Iván Salas muestra una nueva forma de conocer el amor a partir de la separación del protagonista masculino Pedro (Felipe Braun) de su esposa Trinidad (María José Illanes). Es allí donde entra Ángela a intentar sanar un corazón herido con su frescura venida de Colombia.

           Como escribí anteriormente en un post sobre el spot promocional de la teleserie, Minotta “tiene un carisma especial, un saborcito que le dará gusto a la historia”. Ángela” es una mujer del siglo XXI: profesional, trabajadora, que no tiene miedo de hacer o decir lo que piensa. En ese aspecto, Ángela representa a tantas mujeres que han decidido buscar mejores condiciones de vida en un país bonito como Chile. Es un personaje que inspira a la audiencia a luchar por sus sueños, por muy difíciles que sean.

          Así como Ángela tiene muchísimas fortalezas, también tiene algunas debilidades. La principal es su hijo “Julito”, quien es su mayor alegría y como buena madre hace todo lo posible para que el cabro chico tenga todo lo necesario para vivir. Por ello trabaja como auxiliar de limpieza en un hospital, aunque su mayor anhelo es que le reconozcan su título de médico, y de este modo ejercer su carrera profesional. Lamentablemente en el primer capítulo observamos la frustración de Ángela al no aprobar el examen, requisito indispensable para trabajar como médico en Chile. ¿Conoces el caso de algún extranjero en Chile que aún no ha podido ejercer su profesión? Ángela también tiene problemas en el hospital donde labora: es muy mal vista por la envidiosa doctora Raquel (Josefina Fiebelkorn) ¿Por qué envidiar a una persona inteligente cuando se puede aprender de otros profesionales del sector en el que se desarrolla?

         La semana pasada tuve la oportunidad de ver el primer capítulo en el canal oficial de Youtube de la televisora estatal Fue más de una hora que provocó en mi mucha risa y entretención. Esta teleserie es muy fresca, es como para estar frente al televisor, o el computador en mi caso, y olvidarme de los problemas de la vida diaria. No descarto que pronto Ángela provoque verdaderos suspiros en Pedro que le devuelvan la alegría a su vida, más allá de su aspecto físico, su ternura, simpatía y honestidad. En ese camino tendrá varios obstáculos por vencer, y probablemente uno que descompondrá a la dulce heroína de este agradable teleserie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s